jueves, 22 de diciembre de 2016

Cinco milímetros permanentes

argentina 2016
media jarra de vino guitarra oxidada arena en los ojos postal del encierro será el monte mi escuela no el desierto no las plantas aquí son delito la calle acumula cuerpos que nadie ve descenso al infierno de la razón bienvenidos a la galaxia del hielo la ciencia manda volveremos dicen y yo no sé volveremos a una patria remojada en leche a un laurel mustio al latir descremado de los tibios en el mejor de los casos volveremos allí buenos aires cinco milímetros permanentes horadan las huestes de la memoria y por los cuatro bordes los mercenarios de la ocasión arrancan las flores para sembrar cadenas es nuestro deber resguardar las brasas en el bajo tierra entre los escombros que nunca se apague el calor sepamos que esta es una guerra perdida tienen todas las bestias la pólvora y los camiones no hay forma de vencerlos allí no hay forma pero no tienen la magia la paz en el vientre ignoran que el pecho puede partirse con una mirada o una caricia que si la voz tiembla y las manos traspiran vale la pena si no no ignoran la poesía ignoran que cuando la callan rebalsa que el puño alzado emerge siempre del submundo y cuando ocurra recién entonces volveremos
Griselda Perrotta