lunes, 31 de octubre de 2016

Para siempre es demasiado

para siempre es demasiado no les crean a las montañas
ni al sol o más bien pregúntenles
pregúntenles que ellos saben

la montaña sabe que el viento que es aire y el agua dócil sin forma son su amenaza
el sol sabe que se está apagando
saben los árboles cuando soportan nidos que son contén de las aves en primavera y también se acaba la  /primavera
hasta el cielo si uno se fija porque tarde o temprano
y esto es ley
solo quedará el mar 
Griselda Perrotta

Perdimos tanto

perdimos tanto

los símbolos
finalmente
acabaron por devorarnos

¿quién nos recuerda tocando melodías tontas al aire?
tardes enteras a veces
sin canción
o los mensajes en papelitos doblados que escondíamos entre la ropa para leerlos a solas
el fracaso después del impulso
la ansiedad torpe de la primera vez
de cualquier primera vez
quién recuerda la vida antes de hacernos adultos

quedan imágenes
sensaciones
momentos por rescatar
el sexo
el primer llanto de un hijo
la muerte
el instante breve donde el animal subsiste
algún primer beso
rozarnos las manos

que se lleven el resto
que se lleven todo mis bienes mi ropa mis zapatos de marca mis libros mi ombligo
esta libreta y todos los lápices que tengo para escribir

que me dejen
únicamente
mis cinco sentidos
la playa
y tus ojos 
Griselda Perrotta

domingo, 30 de octubre de 2016

Cosas valiosas

flashes en el escote la voz impostada nombres a medias para alardear
discusiones virtuales
el exceso entre extraños
nadie batiéndose a duelo por mí

sonreírle a la nada
la pantalla en lo oscuro
decir solo lo justo en el momento correcto
timing is everything darling
remember

apilar mis palabras hacerlas palpables
decir que es un libro y que tenga sentido
¿de qué tipo?
ni idea
estético si preguntan

invitar mucha gente
más de la que conozco
saber que con suerte vendrá la mitad
poner mi mejor cara
la mejor que me salga
decir algo que entiendan
que guste y que me lo compren

que paguen por mis palabras
pautas
cosas valiosas
y finalmente

nada de eso es escribir 
Griselda Perrotta

domingo, 2 de octubre de 2016

A mí la muerte

a mí la muerte me sigue hace rato
la siento
el día entero
se me para atrás ni bien me levanto
me apoya las manos en las caderas
como una caricia
me roza la espalda y con dulzura me huele a mí
la muerte
nos gusta el ritual
nos conocemos
tanto que ya ni nos saludamos
como los matrimonios tristes
la muerte es varón ¿qué pensaban?
varón se le nota en las manos
con sus gestos me invita
nunca hablamos pero entiendo:
no piensa llevarme hasta que se lo pida
está esperando de mí la palabra
y yo
no quiero decirla
Griselda Perrotta