domingo, 11 de septiembre de 2016

el hueco

no esperaba demasiado te confieso 
hoy las distancias me resultan exageradas
tuve un paso efímero por cada mundo que entendí que existía
solo para comprobar que cada mundo era igual y un escalón antes de la cima saltar
de todos
con la puta esperanza de que en el siguiente estuvieras

ahora entiendo más
entiendo
que hay un punto donde al final todas las cosas confluyen
nosotros también
entonces moverse tanto ya pierde sentido
este poema si te fijás por ejemplo
es el mismo que vengo escribiendo de siempre
hasta en mis cuentos vas a encontrarlo
el mismo el mismo
cambian las palabras nunca el poema

el secreto es encontrar ese instante donde las cosas desaparecen
las cosas y las personas
y ves solamente un hueco lleno de nada donde estamos vos yo todos
que somos el hueco y también la nada
cuando llegás a ese punto cobra sentido
te das cuenta de que vencer escapar nacer morir ser derrotado no cambia en absoluto el resultado de  /nosotros
de lo que somos nosotros
siempre es el hueco y adentro el hueco la nada

cuando eso ocurra
cuando encontremos el punto
vamos a relajarnos
vamos reírnos (supongo) de las cicatrices que nos hicimos al pedo de los vasos que arrojaste a las paredes  /de cada beso que no nos dimos
vamos a entender que al final era lo mismo porque no hay forma de escaparle al punto
al hueco quiero decir
tan seguro de sí mismo que ni necesita succionarnos
entonces vamos a mirar con nostalgia
con mucho cansancio también
pero por fin vamos a ser libres te juro que va a ser hermoso

la pregunta
mi vida
es qué hacemos mientras tanto
Griselda Perrotta